Javier Bardem: ser nominado a la vez que Penélope “es mágico”

Madrid.- Javier Bardem, que logró hoy su cuarta nominación a los Óscar por la interpretación de Desi Arnaz Jr. en la película «Ser los Ricardo», se mostró feliz y agradecido por la decisión de Hollywood, aunque lo que más ilusión le ha hecho ha sido que su mujer, Penélope Cruz, también lo haya logrado.

«Estoy muy contento por Penélope, lo mío no tendría razón de ser sin ella, y el hecho de que haya sucedido a la vez es mágico», dijo el intérprete, único actor español con un Óscar.

«Que la nominación de Penélope hay sido por un papel en español es un hecho extraordinario, histórico, hablando de Marca España», recalco el madrileño, que dedicó a su madre, Pilar Bardem, este nuevo progreso en su carrera, en una rueda de prensa convocada tras el anuncio de las nominaciones de la 94 edición de los Óscar.

Y aunque aseguró no ser conscientes de hacer historia, sí calificó de «histórica» la nominación de la actriz, y reconoció que están «flipados» por las nominaciones, además de «contentos» y «conmovidos».

Bardem se mostró también feliz por la candidatura de Alberto Iglesias por la música de «Madres paralelas», de Pedro Almodóvar, pero «triste» por la ausencia de «El buen patrón» en la categoría de mejor película internacional.

El filme de Fernando León de Aranoa y que también protagoniza estaba entre los 15 finalistas de la categoría que finalmente se ha quedado fuera. Y Bardem quiso resaltar la buena acogida de la película en Gran Bretaña o América.

También echó de menos a Denis Villeneuve en la categoría de mejor director por «Dune», una cinta en la que también participa y que ha logrado 10 nominaciones.

Por supuesto, se refirió a la falta de nominaciones para Almodóvar, pero en general se mostró muy satisfecho por las cuatro candidaturas españolas, que se completan con el corto de animación de Alberto Mielgo.

Sobre «Ser los Ricardo», Bardem destacó las candidaturas de sus compañeros Nicole Kidman, nominada a Mejor Interpretación Femenina, y J.K. Simmons, en la categoría de Mejor Actor de Reparto.

En su caso, comparte nominación con Benedict Cumberbatch («The power of the dog»), Will Smith («King Richard») Andrew Garfield («tick, tick…BOOM!») y Denzel Washington («The Tragedy of Macbeth»).

Y se deshizo en elogios con sus compañeros y ha asegurado que no va a conseguir el Óscar esta vez frente a esos grandes nombres, entre los que destacó: «Denzel, ese animal que anda por ahí y que cuando abre la boca me le quedo mirando…. El premio es la nominación».

También recordó cómo al comienzo de este proyecto no contaban con él porque buscaban a actores cubanos, que era el origen de Desi Arnaz, actor y marido de Lucille Ball (Kidman), con la que protagonizó una de las series más vistas de la historia de Estados Unidos, «I Love Lucy».

«Somos actores más allá de nacionalidades y orientaciones sexuales, es arte, y el arte no se pude enjuiciar mas que por la hermosura del arte (…) Y cuando empezamos a poner parches y límites, el arte queda en un lugar muy pobre», precisó el actor.

En este punto se refirió a las minorías y a la falta de personajes españoles fuera del cine español. «Yo sé lo qué es ser una minoría», afirmó.

Y recordó a su madre. «No hay un minuto que no me acuerde de mi madre, todos los días siento la necesidad de contárselo todo, como ella, que siempre le contaba a sus santos y a sus padres las osas que le importaban. Yo hago igual que ella, le he hablado antes y después de la nominación».

Procedente de una familia de actores o cómicos, como le gusta decir a él, criticó que esta palabra se use como arma arrojadiza.

«Es una reacción pueril, somos una industria que da de comer a tanta gente y que se recibe muy bien fuera de nuestro país y se le quiere y se la apoya, hacer hueco a esos cuatro ladridos no merece la pena», opinó.

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published.

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.