Disco familiar con arreglos sinfónicos homenajea al grupo cubano Síntesis

La Habana.- El músico y compositor cubano Equis (X) Alfonso reúne por primera vez a su familia de artistas en el álbum «Ancestros Sinfónico», un homenaje al grupo Síntesis —fundado por sus padres hace cuatro décadas— y a su herencia de música fusión.

Equis Alfonso, junto a sus padres Carlos Alfonso y Ele Valdés, y a su hermana Eme, retoman en este trabajo, que se estrenará en plataformas digitales el 27 de mayo, diez clásicos de la trilogía «Ancestros» de Síntesis.

Estos temas vuelven, pero reinterpretados con un lenguaje actualizado: los tambores batá y los cantos dedicados a distintas deidades afrocubanas, sello de identidad de Síntesis, están acompañados en esta ocasión de instrumentos de cuerda y viento, logrando una sonoridad sinfónica.

Te recomendamos: Reacciones mixtas en Miami al alivio de medidas contra el régimen cubano

«Ancestros (Sinfónico) es parte de mi vida y ahora es una unión familiar defendiendo su proyecto», declaró en una entrevista a Efe X Alfonso, conocido también por haber puesto en marcha el proyecto cultural Fábrica de Arte (FAC) de La Habana, un referente global.

Homenaje a los 45 años de Síntesis

Hace memoria de la época en la que integró la banda Síntesis —que cumple 45 años en 2022— y afirma que, aunque «siempre» han trabajado juntos, ésta es la primera ocasión en la que participan todos en una grabación.

El nuevo disco —fraguado durante la pandemia— fue grabado entre Portugal y La Habana, mezclado y masterizado en El Cerrito Records, en San Francisco (EE.UU.) y contó con el asesoramiento del prestigioso músico cubano Leo Brouwer y la etnóloga Natalia Bolívar.

Por su riqueza, variedad y estructura conceptual, Síntesis está catalogada como una de las formaciones más emblemáticas e innovadoras de la música cubana contemporánea, pues su estilo mezcla géneros como el jazz y el rock con los cantos afrocubanos y los ritmos populares de la isla.

X Alfonso contó este lunes, al presentar el trabajo, que la idea surgió tras una colaboración con la directora de orquesta, Zenaida Romeu, y la petición de su padre para que grabara unos coros: «Ahí comenzó todo, como una prueba, y salió el disco».

Carlos Alfonso relató el reto que representó hacer el disco aislados por la covid-19, prácticamente por «vía digital», enviando las voces grabadas de cada uno sin orquestación, ajustando el tono a un teclado, al igual que la percusión.

X Alfonso reconoció que fue muy difícil descartar temas que habían sido dedicados a Elegguá, Oggún, Ochosi (las principales deidades del panteón de la santería cubana), «pero se dejó abierto el camino para seguir en algún momento».

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published.

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.