Sony compra todas las grabaciones musicales de Bob Dylan

Sony Music anunció este lunes que adquirió todas las grabaciones musicales de la leyenda del rock y premio Nobel de Literatura Bob Dylan.

Una transacción que se cerró en julio de 2021, solo siete meses después de que el cantante vendiera a Universal Music los derechos de autor de sus canciones.

En un comunicado, el gigante japonés detalla que ha comprado todas las grabaciones de Dylan desde 1962, desde su álbum debut hasta su último disco, Rough and Rowdy Days (2020), además de los derechos de sus múltiples lanzamientos futuros.

Es decir, Sony se ha quedado con los derechos de las grabaciones, de acuerdo a como están ahora, mientras que Universal posee los derechos de edición de las composiciones.

En la práctica, cuando alguien haga una versión de Bob Dylan o esa canción se reproduzca (radio, televisión, etc) parte de esa retribución revertirá en Universal; Sony, por su parte, tendrá en control de la venta de los discos, ya sea físicos como digitales.

Puedes leer: Sony creará una unidad de vehículos eléctricos y medita entrar en el mercado

Los derechos por la grabación y por la autoría de un tema son distintos.

Ambos han experimentado, en los últimos años, el creciente interés de diversos inversores, incluyendo a grandes discográficas, que han adquirido los catálogos de grandes estrellas de la música.

Bob Dylan.

El pasado diciembre, otra leyenda del rock, Bruce Springsteen, vendió su catálogo también a Sony. Se calcula que la discográfica pagó 442,5 millones de euros.

La empresa nipona no reveló la cantidad que pagó por las grabaciones de Dylan, pero se estima que Universal Music pagó a finales de 2020 unos 300 millones de dólares por los derechos de autor de sus canciones.

El comunicado recuerda que Dylan grabó su primer álbum en octubre de 1961 con Columbia Records, propiedad de Sony Music, y que ese disco marcó “el inicio de un recorrido musical sin igual por un maestro de la música que sigue teniendo un profundo y global impacto en la cultura”.

Dylan, responsable de éxitos como Knockin’ On Heaven’s Door (1973) o Like a Rolling Stone (1965), se ha mostrado “contento” de que sus grabaciones “pueden quedarse en el lugar donde pertenecen”.

El presidente de Sony Music, Rob Stringer, ha afirmado que Dylan es “uno de los mayores iconos de la música y un genio sin rival” al que quieren hacer sonar por muchos años:

“Estamos emocionados por trabajar con Bob y su equipo para encontrar nuevas maneras de hacer que su música esté disponible para sus numerosos fans en la actualidad y para generaciones futuras”.

Fuente: El País

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published.

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.